Las huellas de la caravana ‘Abriendo Fronteras’

Cadena SER.- Medio millar de personas de cien colectivos de toda España decidieron emplear días de vacaciones, invertir su dinero y utilizar el tiempo libre en desplazarse hasta Melilla para “visibilizar y denunciar las políticas migratorias y el control fronterizo del Estado español y la Unión Europea (UE)”.

1500874113_970236_1500875161_sumario_normalNo han tenido que viajar lejos para exigir “derechos básicos” de toda persona. Se subieron en ocho autobuses y se dirigieron al sur para “abrir fronteras”. La caravana solidaria que el verano de 2016 denunció la situación de los refugiados en la ruta de Grecia, este año se ha quedado “en casa”, en la frontera sur, bajo el nombre caravana ‘Abriendo Fronteras’.

Una red formada por diferentes asociaciones que realizan un trabajo a pequeña escala y se unen en una acción conjunta importante al año para poner en el foco del debate público “situaciones inaceptables”. El manifiesto, suscrito por más de un centenar de organizaciones, “denuncia las políticas en materia migratoria y de asilo que durante los últimos 30 años han vulnerado de forma flagrante los Derechos Humanos y las convenciones y acuerdos internacionales”, según el comunicado difundido por la Caravana.

Nueve días y siete ciudades para denunciar la vulneración de los Derechos Humanos

En nueve días recorrieron siete ciudades con actos y manifestaciones para denunciar “la vulneración de los derechos humanos que sufren las personas migrantes”. ‘Abriendo Fronteras’ contó con un grupo feminista, sumando los esfuerzos de aquellos colectivos que afrontan el fenómeno migratorio desde una perspectiva de género.

Dejaron en evidencia las devoluciones en caliente, el usos de concertinas en las vallas, las políticas de control de Frontex, la imposibilidad que tienen las personas subsaharianas para solicitar asilo en las oficinas de Ceuta y Melilla, la situación de los menores no acompañados que migran, y las “pésimas” condiciones de los migrantes que trabajan en el campo en Andalucía.

El Defensor del Pueblo y el Menor de Andalucía, Jesús Maeztu, incidió en el recibimiento en Sevilla a la caravana en el “retroceso de derechos” y en la “sociedad desigual que evita la cohesión social de los pueblos”.

SEGUIR LEYENDO EN FUENTE ORIGINAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *